Son las palabras que llenan una hoja

PERSONAS PARAÍSO

In 600 on 8 enero 2010 at 18:27

Me gustaría escribir algo esta noche. No tiene porqué ser triste. Después de un tiempo, se me ocurre que merece la pena el rato hablar sobre el esfuerzo (también se merece esto último, a estas horas, con este frío y con este ánimo).

Hace una semana ella le reprochó que ciertas actitudes no le salieran naturales. Se quejaba de que, a pesar de hacerlas…no le salían de dentro, del corazón, de las entrañas; sino que las hacía cómo y cuando le salían de otras partes. Al quejársele, repetía que no se contentaba con que las llevara a cabo, sino que esperaba espontaneidad: ojalá no hubieras tenido que pararte a pensar en mí, en qué me hace ilusión, en lo descuidada que eres y en lo que te cuesta tener detalles conmigo. Se lamentaba de que el efecto tuviera una causa conocida, buscada y sobre la cual había puesto todo su empeño para que emprendiera el camino de la causalidad. ¡Ojalá no tuviera que lastimarse porque ella ha tenido que esforzarse! En mejorar.

Todos los ojalás estaban aquejados de sentimentalismo, no de amor verdadero, y se pronunciaban uno tras otro sin recordar que la misma cabecita que los formulaba tenía también racionalidad. Ojalá…no te hubieras esforzado; ¡me gustaría que te saliera natural! Las cosas naturales me salen por otro conducto.

Aunque todos reconocemos que el esfuerzo es algo bueno (¡se premia con un aumento de sueldo, que aún es mejor!), en las cavernas de nuestro corazón, tantas veces simple del todo, casi siempre molesta; no sólo esforzarse uno (¡claro!) sino que los demás tengan que hacerlo. Ojalá todo fuera fácil y espontáneo: hemos perdido la cabeza. Que te digan eso es tanto como que se quejen de quién eres: ojalá no fueras alto, esperaría que fueras más paciente (espera, cariño, espera), ojalá no tuviera que hablarte nunca, que fueras callada; ojalá fueras callado para que yo no tuviera que aguantarte. Sin embargo, el silencio te cuesta a ti y a mi me cuesta soportar su ausencia. Al final, es un juego de esfuerzos.

Lo que ocurre es que quien pronuncia el sueño del ojalá casi nunca es consciente de que él también es protagonista y su papel nunca es secundario. Por eso, sale ganando quien elije en sus oraciones de ojalás, sujetos que son inertes, como el cielo azul que pudiera ser verde y la alfombra que fuera capaz de volar o una lotería que no depende de uno mismo sino de la suerte. Pero de las personas…es peligroso decir de alguien que ojalá. Con él, se convierten en los sueños seres de plata en polvo de hojalata.

Aquélla a quien ella decía todas esas cosas no se daba cuenta de cuánto egoísmo había en el sueño que le tenía preparado. De lo absurdo de pensar que se puede jugar con el modo de ser que tienen las personas como se juega con la imagen de un futuro próspero. Hay que tener cuidado en pensar que las personas se parecen a un paraíso. Algunos lo hacen, y siguen esperando al príncipe azul sin darse cuenta de que pasa justo por delante, justo en ese momento. No lo advierten porque creen que al no llevar capa ni espada no puede ser Real. Entonces se consuelan pintándoles vestidos así y montados en un caballo. Pero al poco se hartan, dejan la idea y humillan al príncipe por cutre. Y cuando se dan cuenta de que era de verdad de sangre azul quieren recuperarlo. En esta vida no hay príncipes ni dioses. Sólo mendigos, y todos compartimos la mitad de nuestros harapos.

Anuncios
  1. No lo entiendo muy bien,pero me ha gustado muchisimo.Animo.

    • La verdad es que, en este caso, la escritura es un tanto barroca. Además de que los protagonistas no se definen. A veces el ánimo de dejar en el anonimato. Me gusta que adviertas que es abstracto, y un texto mejorable. Aunque quizá no por mi…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: