Son las palabras que llenan una hoja

TRES DEDOS DE FRENTE

In A tinta fría on 22 enero 2010 at 3:13

Hasta ahora no ha tenido ningún problema. Si le ha parado alguno en la calle, quizá haya sido para pedirle un euro, nunca para llevárselo esposado. Pero, por si acaso, Llamazares ha dicho que por el momento no piensa volver a Estados Unidos, aunque le inviten amistosamente; su seguridad está en peligro. Sin embargo, si yo fuera americano, por muchas ganas que tuviera de abalanzarme sobre el político español, llamaría a las fuerzas de seguridad. Sobre todo porque el FBI ofrece 25 millones de dólares a quien dé información que esté directamente asociada con Osama Bin Laden. Y, por si fuera poco, a esos 25 se le suman otros dos millones por cortesía de la Asociación de Pilotos Aéreos y de la Asociación de Transporte Aéreo americanas. Si hasta ahora Llamazares viajaba tranquilo y no tenía que renunciar a su viaje al Líbano, es porque el parecido no es tan evidente. Hace falta un estudio detenido de las facciones del rostro entero para darse cuenta de que el supuesto retrato robot tiene la misma arruga, la misma frente y los mismos pelos que tenía el político español hace seis años. Ahora aquélla es más pronunciada y éstos menos y más blancos. Todo lo demás, es diferente. Al terrorista islámico se le describe con el pelo marrón, ojos marrones, y, cosa importante, de casi dos metros de estatura; bastante superior a la que tiene nuestro diputado. Lo que pasa es que esto último no se ve en la foto.

Cuando más ha peligrado la seguridad de Gaspar Llamazares es ahora que el mundo entero conoce el supuesto parecido que éste guarda con el terrorista. Hubiera bastado que, para evitar a toda costa los tediosos controles de un aeropuerto, se hubiera peinado con gomina. Por ahorrarse las molestias. Quizá no sea tanto un problema de seguridad como de resquemor el hecho de que evite su viaje al país donde opera el FBI. El susto le durará, al menos, todo enero. Por eso ha cancelado su viaja al Líbano que tenía previsto para el día 28, país en el que se encuentra el otro musulmán al que le han puesto su frente. Al error cometido por el cuerpo de seguridad americano, debe sumarse la gran publicidad que se le ha dado al acontecimiento en España. Un error como ese, bien podría haberse solucionado entre los afectados, del modo en el que ambos hubieran preferido. Ahora la noticia ha saltado a todos los medios, y es posible que en el Líbano reciban con desilusión los ciudadanos un viaje cancelado. El supuesto error de un forense debido a la ignorancia, ha sacado al diputado español del anonimato internacional para siempre. En la entrada que Wikipedia dedica a Gaspar Llamazares aparece un cuadro con cuatro puntos. El tercero lleva por título: “polémicas” y comienza diciendo: “En enero de 2010…”.

Hasta ahora no ha tenido ningún problema. Si le ha parado alguno en la calle, quizá haya sido para pedirle un euro, nunca para llevárselo esposado. Pero, por si acaso, Llamazares ha dicho que por el momento no piensa volver a Estados Unidos, aunque le inviten amistosamente; su seguridad está en peligro. Sin embargo, si yo fuera americano, por muchas ganas que tuviera de abalanzarme sobre el político español, llamaría a las fuerzas de seguridad. Sobre todo porque el FBI ofrece 25 millones de dólares a quien dé información que esté directamente asociada con Osama Bin Laden. Y, por si fuera poco, a esos 25 se le suman otros dos millones por cortesía de la Asociación de Pilotos Aéreos y de la Asociación de Transporte Aéreo. Si hasta ahora Llamazares viajaba tranquilo y no tenía que renunciar a su viaje al Líbano, es porque el parecido no es tan evidente. Hace falta un estudio detenido de las facciones del rostro entero para darse cuenta de que el supuesto retrato robot tiene la misma arruga, la misma frente y los mismos pelos que tenía el político español hace seis años. Ahora aquélla es más pronunciada y éstos menos y más blancos. Todo lo demás, es diferente. Al terrorista islámico se le describe con el pelo marrón, ojos marrones, y, cosa importante, de casi dos metros de estatura; bastante superior a la que tiene nuestro diputado. Lo que pasa es que esto último no se ve en la foto. Cuando más ha peligrado la seguridad de Gaspar Llamazares es ahora que el mundo entero conoce el supuesto parecido que éste guarda con el terrorista. Hubiera bastado que, para evitar a toda costa los tediosos controles de un aeropuerto, se hubiera peinado con gomina. Por ahorrarse las molestias. Quizá no sea tanto un problema de seguridad como de resquemor el hecho de que evite su viaje al país donde opera el FBI. El susto le durará, al menos, todo enero. Por eso ha cancelado su viaja al Líbano que tenía previsto para el día 28, país en el que se encuentra el otro musulmán al que le han puesto su frente. Al error cometido por el cuerpo de seguridad americano, debe sumarse la gran publicidad que se le ha dado al acontecimiento en España. Un error como ese, bien podría haberse solucionado entre los afectados, del modo en el que ambos hubieran preferido. Ahora la noticia ha saltado a todos los medios, y es posible que en el Líbano reciban con desilusión los ciudadanos un viaje cancelado. El supuesto error de un forense debido a la ignorancia, ha sacado al diputado español del anonimato internacional para siempre. En la entrada que Wikipedia dedica a Gaspar Llamazares aparece un cuadro con cuatro puntos. El tercero lleva por título: “polémicas” y comienza diciendo: “En enero de 2010…”.

Anuncios
  1. Fisonomista, quiero decir.

  2. No fue por error de un forense (DRAE: “médico forense”), sino de un dibujante o un fisionomista. Bss.

  3. Me ha gustado mucho esta publicación. Buen trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: