Son las palabras que llenan una hoja

Una esquirla de 306 metros

In 600 on 24 marzo 2010 at 17:34

En el siglo XVI, muchos barcos surcaban Londres por las aguas del Támesis. Barcos con altos mástiles de madera y velas anchas hoy convertidas en motores ruidosos que manchan el río y la belleza de una ciudad centenaria. Miles de turistas cruzan el Puente de Londres todos los días, pero casi ninguno baja la mirada al agua. La gran mayoría pierde la vista en el horizonte norte, en la cúpula de la Catedral de San Pablo, por ejemplo. Sin embargo, dentro de un par de años, los turistas cruzarán el río en dirección contraria para admirar de cerca el tamaño de la Torre Shard. Aún no lo hacen porque este edificio cuenta ahora con tan sólo 20 pisos de altura. Pero cuando lo terminen, en 2012, tendrá 87 plantas distribuidas a lo alto de 306 metros. La Torre Shard: el edificio más alto de Londres y de la Europa del 2012.

Su arquitecto es muy conocido, quizá no tanto por su nombre, Renzo Piano, como por diseñar junto con su compañero Richard Rogers el Pompidou, obra con la que comenzó su exitosa carrera. A partir de ahí, el italiano ha ido construyendo edificios por el mundo entero. Menos en Sudamérica y la Antártida, sus obras se yerguen en todos los continentes, sobre todo en Europa. En París ha diseñado hasta diez edificios y, profeta en su tierra, seis obras en Génova, de las que una es su estudio. Pero volvamos a Londres. Allí descansan dos piezas suyas: un bloque de edificios de colores situado en Candem Town y la torre que todavía germina. Cuando acabe de crecer, la Torre Shard estará cubierta de cristal y tendrá forma de pirámide. A pesar de su diseño moderno, Renzo Piano dice que le recuerda a los chapiteles del sigo XVI o al mástil de un barco de aquella época. Por esto último, el lugar donde se construye parece muy apropiado: fondeando a orillas del Támesis. Sobre todo, encaja en la ciudad, y es que Londres es un lugar que admite estilos tanto modernos como clásicos; en los que la mole del Tate Modern se eleva al compás de una reconstrucción del teatro original de Shakespeare, que se quemó en el siglo XVII. La nueva torre es un centro acristalado de algo más que negocios y que se tornará azul, gris, rosáceo o naranja dependiendo del cielo que se refleje en sus ventanales. Además de 24 pisos de oficinas, en el edificio habrá apartamentos, un spa, restaurantes, hoteles y una galería que ocupará los cuatro últimos pisos utilizables. Se espera que por esa galería pasen dos millones de turistas al año. En el London Eye, que parece más una rueda de bicicleta que una órbita ocular, se dejan caer unos tres millones y medio de personas a lo largo del año. Cada una paga  unos doce euros por subirse a ella y alcanzar los 135 metros de altura que tiene la rueda. La Torre Shard aún no cobra una libra por acceder a su galería, pero seguro que lo hace en cuanto pueda. Si la entrada a la galería tuviera el mismo precio que la del London Eye, en menos de dos décadas recaudaría los más de 350 millones de euros que cuesta su construcción. Y, si duplica el precio a 20 libras con la excusa de que mide mucho más, se conseguiría ese dinero en menos de diez años. El caso es si debería tener ese precio subirse a la auténtica torre de Mordor y, ahora sí, al verdadero ojo de Londres sin que le quiten al turista el suyo de la cara.

Anuncios
  1. Veo, querida Paula, que tienes mucho interés en que se valore tu vídeo. Pues bien, ilustre e ingeniosa escritora, el vídeo, que ilustra el texto, es la fotografía de antes o el dibujo de antaño. Lo importante es el argumento, que es el hace viajar a la imaginación, la cual, normalmente, engradece/empeora la realidad que describe o el supuesto que nos narra su autor, despertando la inquietud y, por tanto, el interés del lector: es la maravillosa magia de la lectura, por esto mismo nunca la realidad supera a la imaginación, como el celuloide al papel.
    Magnífica crónica y ocurrente hipérbaton. Muy bien.
    A mí cada artículo de “seiscientas” me gusta más.

    • Se nota, porque cada vez escribes con mayor asiduidad y generosidad de palabras. Aunque creo que voy a empezar a contar las palabras de tus comentarios y proponerte nuestro mismo reto dejándolos en 600… Muchas gracias. Lo que ocurre es que el vídeo me parecía muy gráfico, muestra muy bien lo que será. No me parece lo más importante, pero sólo confirma con imágenes lo que se supone que uno ha imaginado. Nótese que no se dice nada, sólo es música. El caso es ver si choca con lo que describo la imagen que en él se muestra. Y una innovación en seiscientas, claro.

  2. Tuve la oportunidad de estar en la bienal de Milán hace tres años, dedicada entonces a Renzo Piano. Y me sorprendió mucho. Entre otras obras suyas, también está la nueva sede central del New York Times.

    El texto me ha gustado. Sólo la primera línea me ha desconcertado un poco: los barcos “surcando Londres por las aguas del Támesis”… más bien surcan las aguas del Támesis por Londres, ¿no? Por lo demás, texto interesante y reflexiones amenas.

    • El río parece una grieta, una raya que rompe la ciudad. Un surco en medio de Londres. Era un juego de palabras, pero ¿de qué sirve si no se entiende? Sí, como bien dices diseñó el New York Times Center. He puesto un link a la sede en tu post, Guillermo. La verdad es que su estilo, siendo muy moderno, tiene mucha clase. Cosa de gustos, y de profesionalidad. ¿Qué te ha parecido el final? ¿Y el vídeo?

  3. Muy buen final! jaja! La verdad es que nunca he estado en Londres, pero después de leer esta entrada igual espero y me paso allá por 2012. Enhorabuena por el blog, el contenido, el diseño y todo. Me gusta mucho.

    Josemi.

    • Gracias por tu comentario Josemi, que espero sea el primero de una larga lista… Pues deberías irte por allá, que en un plan mochilero y comprando los billetes con tiempo, sale a muy buen precio. Además, el cambio de libra a euro está a 1-1.10, casi lo mismo. Es tiempo de volar para allá!

  4. Habrá que ir a conocerla…… parece un diamante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: