Son las palabras que llenan una hoja

Velar por los muertos

In 600 on 20 abril 2010 at 16:42

Hace un par de años se habilitó en Pamplona una pequeña capilla para rezar a cualquier hora del día. Porque la Iglesia se adapta a los tiempos modernos, San Ignacio ofrece un rincón de su edificio para rezarle al sacramento 24/7. Pocos establecimientos se portan tan bien con sus feligreses. Quienes no proceden tan bien son los mismos consumidores. Si sólo se acercaran un día, a las tres de la madrugada, a esa pequeña cripta, les aseguro que tendrían más fe y actuarían de mejor manera. En la puerta de entrada suele haber un mendigo flacucho y moreno. Después de custodiar la puerta principal de la iglesia de San Ignacio en horario de misas, cae en los peldaños que hay a las puertas de la capilla. Muchas veces se queda dormido. Y mientras la cabeza le da tumbos entre el hueco de sus brazos que apoya en las rodillas, algunas personas le dejan dinero en la mano medio cerrada. Como si supiera qué tiene entre manos, aun dormido no las suelta. En una ocasión, eran días de Navidad, un joven le apretó en la palma un billete de 20 euros. Esa vez estaba despierto, y tanto más feliz. Cuando no encuentra colillas casi gastadas, pide cigarrillos. A mí, porque soy igual de lista y fumo, me ha sacado más de uno. Siempre con una sonrisa. Por eso siempre vuelvo a darle otro. Detrás del mendigo, las puertas están siempre abiertas. Dentro, donde además de pasar los ángeles se quedan, hay un silencio infinito que a veces se rompe por el crujir de la madera y el movimiento de las cosas a las que les da por moverse cuando no hay ruido. La capilla es pequeña y tendrá una docena de bancos, pero el retablo es inmenso. San Ignacio de Loyola intenta escaparse del centro. En la mano lleva un ostensorio de plata que muestra a los penitentes como diciendo “¡Adóralo!”. Casi bajo sus brazos, en el altar, se yergue la custodia que guarda al mismo Jesucristo, con dos velas a su derecha y dos más a la izquierda y con veladores al frente. En horas de madrugada, suele haber más lucecitas que alumbrados. Lo normal, en un país que pierde la fe tan rápido como gana kilos, sería que los pocos creyentes lo fueran mucho. En la España el siglo XVI, los alumbrados eran las personas que se entregaban a Dios a través de la oración. Era tanta la que hacían que no sentían necesidad de practicar los sacramentos u obras buenas. Se sentían libres de pecado.

Cada día que pasa hay menos irradiados por la Religión Católica, pero acuérdense de que empezaron siendo 12. Hoy por hoy, el sitio en el que más personas se juntan para hacer oración son los funerales. Todo el mundo, incrédulo o creyente, muere y muchos de esos finales acaban con la duda del más allá. Quienes van a velar a los muertos tienen su manera de pensar, pero también de creer o hablarle a Dios. En todos los países ocurre que se va a funerales no tanto para velar a los muertos como para estar, apoyar a la familia del difunto, charlar con los amigos. Y en España se toma, como debe ser, un pincho tras la ceremonia, que es católica más por costumbre que por creencias. Tras la muerte de Lech Kaczynski, varios polacos se reunieron en el seminario de Pamplona para despedirse de su presidente. Polonia, el país más católico, donde nació el anterior Papa y adonde se dirigen una treintena de rezos más que se proclaman fuera de sus fronteras.

Anuncios
  1. Extraña columna, la verdad. El único nexo que atisbo es el de la iglesia -como sede de feligreses-. Además, es una columna poco aleccionadora. O sin ningún mensaje claro. ¿Qué debe concluir el lector al leer la última línea?
    El estilo, como viene siendo costumbre, me gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: