Son las palabras que llenan una hoja

Archive for 20 diciembre 2011|Monthly archive page

Y el Congreso les quedó grande

In 600 on 20 diciembre 2011 at 3:38

Día del debate. Mañana investidura. Conferir una dignidad o cargo importante, dice la Real Academia. Aunque a esa definición le faltan demasiados flecos para explicar lo que va a pasar en el Congreso. Una votación ya no absurda, pero sí algo inútil en la que habrá muchas cosas y poca dignidad. Dignidad política, que no estamos aquí para juzgar el alma de nadie.
Pretendo una cavilación sobre el debate ya que estoy lejos de ser una experta en el tema, aunque lea todos los días a gente muy poco competente que habla demasiado. Por eso, la reflexión no está hecha ni desde parámetros periodísticos ni, incluso, filosóficos. Es la opinión de una ciudadana más que no se dedicará a desentrañar rebuscados eufemismos de los ponentes -que ha habido muchos- ni a explicar por qué el discurso de Mariano Rajoy ha tenido muy poco de político y bastante de tecnocrático. Ni del déficit ni de la crisis del euro. Cuestiones todas que las dejo a otros.
Que Rajoy ha evadido propuestas concretas y simplemente se ha dedicado a crear referencias es verdad. Y tal vez por eso, nos hemos quedado con que la reforma laboral va a consistir en quitar los puentes. Medida que obedece claramente a los designios de Merkel, de una Alemania que ha tenido un protagonismo en el debate que no se merecía. Una vez oí que un ciudadano decía que él trabajaría más horas, como los alemanes, si cobrara el sueldo de un alemán. Me he vuelto a acordar de él y de cuánta razón tenía. Sin embargo, pensándolo bien, que el ya casi presidente del gobierno no se lanzara a concretar asuntos en el primer discurso tiene su lógica; ha actuado con cautela a sabiendas de que el resto de partidos no se lo perdonaría. Y no lo han hecho. No estoy aquí hablando de izquierdas y derechas, sino de política en general, de gobernar, de representar al pueblo tanto en la presidencia como en la oposición. Y quienes realmente cuentan con el poder no se mojan en sus discursos y hacen bien. Cuando evadan en sus actos harán mal, pero eso es otra cuestión. Y es que los partidos pequeños de la oposición lo tienen mucho más fácil , critican, dicen, proponen y crean un precioso discurso de un mundo de piruleta porque sólo es eso, un discurso; parece que asumen que no van a gobernar y por eso pueden concretar todo lo que quieran. Hoy, tras oír a Cayo Lara, de verdad que lo pondría de presidente. Por probar, a ver qué hacía… Porque se iba a caer con todos los jugadores. Reitero, que me da igual que sea IU, cualquiera de los demás, de verdad, que gobiernen. Esta es, señores, la crítica unánime de toda la oposición: falta concreción. Y así, así va España.
El debate constitucional, tema que me encanta, también ha salido a relucir. Hay que cambiar la constitución y hay que hacerlo por infinidad de causas (ya hablé de esto en su momento), pero ninguna de ellas es “porque el Estatuto de Cataluña ha sido declarado inconstitucional”. Qué pena que se pida una reforma de la Constitución por las razones equivocadas; qué pena que tan poca gente se dé cuenta de lo que significa la Constitución, la nuestra, la de todos. Aunque les joda.
Se ha hablado mucho de Alemania y poco de la paz de ETA, mucho de las comunidades y poco de España. Y qué más dará si luego ninguno cumple sus promesas.

Mi momento, aunque os sorprenda, el tímido aplauso a Labordeta. El único que ha sido de verdad.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: