Son las palabras que llenan una hoja

Cosas de sabios

In 600 on 4 febrero 2012 at 2:58

Llevo días dándole vueltas a algo y aún no estaba decidida a escribirlo, pero como mi compañera de página me mete prisa -parece haber olvidado sus meses de sequía literaria-, creo que es hora de ordenar ideas. Todo empezó, para no variar en mis rutinas, hace un par de domingos. En el País Semanal había un reportaje sobre Stephen Hawking por su 70 aniversario; un tío muy listo, muy físico, muy cosmólogo y muy divulgador científico y es esto último lo que me interesa, lo de sus divulgaciones. Ese mismo domingo, en XLSemanal, el pensamiento de Eduardo Punset también versó sobre su colega Hawking; reflexionaba sobre la respuesta del británico a lo siguiente: “¿El estudio de la teología y la filosofía es hoy una pérdida de tiempo?”. La contestación: “Sin duda”.

Cualquier otro día este hecho me habría enfadado tanto que habría dejado de leer, como bien intuirán los que me conocen. Sin embargo, aparqué las emociones y dejé mis ideas en la retaguardia. Llevan tiempo luchando por salir y he decidido darles la libertad. Mi tesis es sumamente prepotente, mas no creo superar la soberbia de Hawking. Podría alegar que igual que hay científicos como los médicos que salvan vidas, también hay teólogos como los sacerdotes que salvan almas. A más de uno no le hará falta más argumento; pero me sobra espacio y me voy a dar el gusto.

Los científicos en su importantísima labor investigadora han logrado hazañas que nos hacen la vida fácil, cómoda y segura y no es mi intención restar méritos. Pasan la vida intentando conseguir un objetivo y surgen dos opciones: los casos extraordinarios en los que se logra y llueven los premios y florecen las publicaciones, -ojo que no venga otro y mande al traste la teoría… pensemos en aquel átomo indivisible-. La otra opción, la mayoritaria, es que nunca se consiga llegar a meta y la frustración sea inmensa. La idea es que tras gastar sumas ingentes de dinero, tras robar horas al sueño y tras pasar una vida en el laboratorio, nunca podrá estar seguro de lo indiscutible de su tesis. He aquí el gran problema de la ciencia, que, salvo las matemáticas, no es exacta ni, menos, absoluta y es esto lo que pocos científicos admiten: su premisa básica de universalidad no siempre se va a cumplir.

La ventaja de la fe (cualquier fe) es que no se sabe algo, sino que se cree en algo y esa creencia profunda e individual es la que la hace universal y absoluta. Sin gastar un céntimo y pensando con el mismo afán de trascendencia que el físico más laureado. Y lo más importante: el filósofo admite abiertamente las ideas de la ciencia, de hecho, le interesan y las estudia porque no le suponen amenaza alguna. Y hay científicos como Hawking que no tienen otra arma contra lo que no entienden que la deslegitimación porque les es imposible asumir que puede haber algo universal sin explicación científica. Los hay listos, pero también los hay sabios. Y como no estoy hablando exclusivamente de Dios, sino del amor, de la belleza o de la justicia, qué pena me da Hawking porque sabe que todo sus sistema de “creencias” se puede desmoronar en cualquier momento; de hecho, en su defensa hay que decir que admite la incertidumbre, ¡hasta en eso hay altivez! Yo nunca tendré ese miedo y en mi sistema filosófico de “creencias” tampoco hay incertidumbre. Ergo, gano yo.

Nota: Menos mal que no todos los científicos son como Hawking. Punset piensa más o menos como yo. O yo, más o menos como Punset…

Anuncios
  1. Yo le tengo algo de manía a Hawking. Le tengo manía porque me parece poco humano. Y no lo digo porque se le vea más planta que persona, con la mandíbula ladeada, las manos rendidas y las rodillas siempre pegadas. Creo que no es un científico que se limite a descubrir sus cosas y que tenga sus creencias. Se las dá de teólogo de evangelista de la ciencia, Y eso que nadie le ha prometido el cielo. Me parece frío como el Universo. Y tu escrito, me encantan el primer y último párrafo.Me gusta mucho la idea. Y, sobre todo, me encanta que hayas escrito para poder criticarte.

  2. Javi, la ofensa fue efimera!jajaja
    No he leído el libro de Unamuno, pero estate seguro que lo haré. Así que, muchas gracias por la recomendación y por el comentario!! Que ya te echábamos de menos por aquí

  3. Por fin, Lydia!, se echaba de menos un tema polémico!! Yo también discrepo de lo que dijo Hawking, pero me parece injusto que remarques como algo negativo que la ciencia da pasos en falso y al mismo tiempo te olvides de los bandazos que ha dado la teología judeocristiana, ¡por no hablar de la filosofía! Tan humana es la ciencia como la teología y la filosofía, al fin y al cabo.
    (he escrito medio folio sobre la teología, porque es un tema que me encanta, pero no quiero ser pesado; ahora bien, si quieres debatir un poco lo tendré preparadico, jejeje!!).
    Gran post!!

    • Claro que quiero que escribas todo lo que quieras! La duda ofende!!!
      No pienso para nada que sea negativo los pasos en falso de la ciencia y no era mi intención que así se entendiera . A ver si me puedo explicar bien ahora, que 600 palabras es muy poco para este tema. Mi gran crítica, al final, no es a la ciencia, sino al desprecio de las ciencias por las letras por el hecho de que no las consideran ciencias en sí (entiéndeme que estoy generalizando, y hay muchos que no piensan como Hawking). En la cuestión de los bandazos estoy completamente de acuerdo contigo, y es por eso mismo, que la ciencia no es absoluta.
      Mi reivindicación es que en las letras está mucho más admitido que casi nunca se va a tener razón, por lo menos, una razón universal; mientras que la ciencia tiene aspiraciones de universalidad; lo cual, me parece perfecto, siempre que eso no lleve a considerar que YO TENGO RAZÓN Y LO DEMÁS SON TONTERÍAS.
      Hablemos si quieres de la teología judeocristiana, pero ten en cuenta que me refiero a la fe en sentido amplio, en creer en algo sin explicación cientifica, y lo mismo me da creer en un dios que creer que la gente es buena por naturaleza, o creer que es mala, me es igual.
      Creo que las creencias dan mucha más seguridad a las personas. Y ahora es cuando me puedes contraargumentar que los científicos CREEN en la ciencia; a lo que te respondo que esa creencia se basa en hechos demostrables y la creencia de la que yo te hablo nada tiene de exacto.

      (tengo más argumentos que explicar, pero te cedo la palabra, :))

      • Vaya, no te van a hacer falta muchos más argumentos porque me has convencido! No te había entendido del todo al principio…
        Como dices, creer en algo es un apoyo importante -Unamuno escribió un libro fantástico sobre eso: ‘San Manuel Bueno, martir’, seguro que lo has leído pero si no te lo recomiendo-.
        Gracias por responderme!! Espero que la duda te haya ofendido poco, jejeje!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: