Son las palabras que llenan una hoja

Yo soy una de esas 1.325 personas

In 600 on 3 octubre 2012 at 7:55

Cuando fui a apuntarme al paro me confundí de oficina. Tenía en mente la oficina de empleo que hay en la calle Amaya porque era la que siempre aparecía en las noticias de desempleo que publicábamos en el diario. Era sólo la una del mediodía y la persiana estaba echada. Me imaginé que los trabajadores de esa oficina también habían ido al paro por un ERE en la empresa o por quiebre del negocio. Me entró la risa. En realidad sólo habían trasladado la sede a una manzana cercana.

De camino a esa otra calle sentí rabia. Rabia contra los contratos indefinidos, las indemnizaciones y la ineptitud de los que calientan la silla sin ser despedidos. De los empleados que conservan su puesto de trabajo sólo porque no sale a cuenta echarles de la empresa. Envidié la situación de los estadounidenses, llamados a superarse para mantener sus puestos de trabajo. Limitados por su propia pericia. Maldije no haber tenido siquiera la oportunidad de un contrato, aunque fuera de seis meses, pero un contrato laboral. Una recompensa al trabajo bien hecho. Al esfuerzo. Como una de esas medallas de honor que condecora la tumba de los mártires de guerra. Ni siquiera servía mi cotización desde noviembre a la Seguridad Social. Me acordé de la señora que me activó el alta. Dijo que no obtendría prestación por desempleo, pero que contaría a efectos de cantidad de años cotizados. De qué servirá eso cuando yo tenga 65 años. O 67, me da lo mismo. Si casi no hay dinero ni para pagar las pensiones del año que viene. Menudo enfado deben de tener los que llevan toda la vida cotizando y ahora ven que quizá no les llegue el dinero para pagar sus gastos a final de mes. Además, dile a alguien como yo que quizá no cobre una pensión a esa edad, si lo que le importa ahora es pagar el alquiler del mes que viene.

Por fin llegué a la sede del Inem en la calle Paulino Caballero. Esta vez no venía para pedirles a los que esperaban en la cola que me contaran su situación. Estaba ahí para aparecer en las cifras de paro. Mi minuto de gloria, un número en una de las noticias más leídas. Creo que estaré entre los 1.000 primeros números de la lista, porque eran principios de septiembre. En concreto formo parte del último colectivo que se menciona en el periódico, el “colectivo Sin Empleo Anterior”. Soy una de las 131 personas que se suben a ese carro en septiembre. Soy una de las 25.443 mujeres que se encuentran paradas en Navarra. O, como dice una conocida, “parada nunca, en todo caso desempleada”. Formo parte de los 5.332 menores de 25 años que no tienen trabajo en la comunidad foral. Más aún, soy una de las 2.414 mujeres menores de esa edad que necesita llenarse la mañana de cualquier manera. En mi caso, haciendo lo que más me gusta: reportajes.

Ese día no había nadie en la sala de espera. Puede que todo el mundo se haya apuntado ya en el paro, fantaseé. Aún así, tardaron su tiempo en atenderme. El número me llevó frente a una mujer con 20 años cotizados. Le extendí mi DNI, le hablé de mis dos carreras, de mi nivel de inglés, de todos los programas de ordenador que conozco. Ella me dijo que últimamente salían cucarachas de esa oficina. Tenía gracia porque me sentía como una de ellas. Como si yo anduviera correteando por el mundo y el sistema me persiguiera con su pie para escacharme contra el suelo.

Anuncios
  1. Seas quien seas, muchas gracias.

  2. Ánimo Paula, al final se consigue lo que se busca, el mundo lo conquistan los que perseveran y se enfrentan con optimismo a la adversidad, de todo se aprende y la lección pedagógica que se recibe en la cola del desempleo sin duda te ayudará para afrontar los muchos años que te quedan por delante de vida laboral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: