Son las palabras que llenan una hoja

Archive for 14 noviembre 2013|Monthly archive page

Las tardes de TVE

In 600 on 14 noviembre 2013 at 20:00

Lo mejor de ‘Entre Todos’ es Toñi Moreno. Quienes vemos el programa de TVE desde que se inauguró en agosto conocemos bien a su presentadora, soltera, andaluza y cuarentona.

Entre Todos

Entre Todos

A pesar de su apellido, Toñi es rubia, como cualquier otra española a la que se le antoje ese color de pelo. A veces piensa que está más guapa cuando se lo riza. Toñi ni sabe ni le gusta cocinar, aunque siempre viste con camisas anchas. Cuando un espectador llama por teléfono al programa y ofrece 1.000 euros grita ¡toma! Y flexiona una pierna en el aire como un guitarrista de rock en concierto. Si ofrecen 3.000 ó 6.000 euros se le escapa un ¡madre mía! Y trata de hacerle entrar en razón al donante. “¡Es mucho dinero María/Eva/Antonio!”, pero ninguno recula. Algunos incluso añaden ceros a la cifra. En una ocasión un hombre asturiano dueño de dos bares pasó de dar 1.000 a ofrecer 10.000 euros para ayudar a una familia que ese día salía en el programa. Así, poco a poco, una vez se consiguieron 146.000 euros para que una joven recuperara sus manos y sus pies gracias a unas prótesis biónicas.

He perdido la cuenta de cuántas sumas de 15.000 y 20.000 euros se han recabado para abrir pequeños negocios. Tiendas de alimentación, de ropa y accesorios, una churrería y un bar especializado en tortillas, una zapatería low cost, una pescadería, una tienda de congelados, otra de vestidos de novia… Y la de terapias que van a poder recibir niños con problemas cerebrales gracias a la caridad de los españoles. Toñi llama a las tardes de TVE la “fiesta de la solidaridad”. Además de abrirle a los emprendedores las puertas que les cierran los bancos, más allá de conseguir puestos de trabajo para familias que sobreviven con la pensión de los abuelos, con las tardes de TVE, sobre todo, son una lección de humanidad. Demuestran que se puede ser feliz sin manos y sin pies, que es posible conseguir un trabajo con 56 años o arreglárselas con un hijo que vive atado a una silla. ‘Entre Todos’ te enseña a perderle miedo a la parálisis cerebral, a los defectos congénitos, a la pobreza. Porque el amor suple todas esas carencias.

Hasta ahora he leído pocas críticas del programa y todas han sido negativas. El día después de su estreno, caí en una columna especializada que le achacaba el fracaso en la audiencia. Sean pocas o muchas las personas que lo siguen, son suficientes para que todas las tardes se ayuden a nuevas familias. Esta semana dos estudiantes de Trabajo Social hablaron con Toñi en directo para expresar su desprecio por una forma sensacionalista y caritativa de ayudar. Quizá ya te hayas enterado de eso porque todos los medios de comunicación de España, salvo la televisión pública, le han dedicado unas palabras al asunto. Bien podían haber empleado ese espacio y ese tiempo para alabar algunas de sus acciones. Estoy convencida de que esos lanzagranadas no han visto  ‘Entre Todos’ más de una hora. Cuanto menos, como explica mi madre, deberían alegrarse de que las tardes de TVE le quiten audiencia a otras cadenas.

Hay espectadores que confiesan haber recuperado la fe en la sociedad española desde que Toñi grita “¿Qué tengo?” y un público septuagenario contesta eufórico “¡Llamada!”. Así han entrado al programa sacerdotes y jubilados, jóvenes, empresarios, famosos como Los Morancos; gente importante, como el subdirector de no recuerdo qué aerolínea, y personas que ni siquiera dan su nombre para no desviar el protagonismo.  Un detalle que tendría alguien a quien de verdad le preocupan los demás.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: