Son las palabras que llenan una hoja

Quiero estar casada y contigo

In 600 on 9 octubre 2015 at 12:31

Volvería a reconocerte aunque nunca te hubiese visto y aunque te mezclasen entre mil hombres. Ni siquiera tendría que hablar con todos ellos para distinguirte del grupo. Si no me hizo falta la primera vez tampoco me haría falta ahora. Te diferenciaría por la altura, la delgadez, por unos ojos claros y serenos. También por la sonrisa y por algún defecto discreto. Incluso sabría reconocerte por las zapatillas. Y cuando te hubiera descubierto, me toparía en tu camino. Tú me buscarías en los sitos donde yo me hubiese puesto como de imprevisto. Nos iríamos juntos a perder el tiempo fingiendo que no hay nada más importante que hablar de cualquier cosa. Seguro que iríamos a comprar un café en vaso de cartón para tomárnoslo a medias sobre la hierba de una plaza donde nunca antes hubiésemos estado. Todavía fumamos. Yo sacaría un cigarro de la caja metálica donde antes había caramelos y tú lo cogerías de la cajetilla que hemos compartido y te levantarías a pedirle a alguien fuego. Y así, calada tras calada, irían pasando las clases sin que nos diésemos cuenta. Te arrimarías a mi lado y nos tumbaríamos juntos sobre el césped hasta que hiciera frío. Siempre iríamos de la mano. A veces con tu brazo rodeando mi cuello y yo cogida de tu cintura. La calle sería testigo de nuestro amor y de nuestras riñas. Hablaríamos de qué pasaría si estuviésemos juntos para toda la vida. De si vivir aquí o allí. Del estilo de casa que compraríamos. De amarnos en mil sitios. Del nombre de nuestros hijos.

Hablaríamos de todo, de Literatura, de Filosofía, de Historia; también de Antropología, de Dios y de la creación del Universo; de nuestros amigos, de tu perro y de mi ropa nueva; de mis virtudes y de tus defectos; con mi madre, de la tuya…Tú me acompañarías de compras y yo a ti a la Iglesia. Haríamos excursiones a todos los bares de la ciudad. A veces discutiríamos con razón y la mayor parte del tiempo sin ella. Pero siempre me pedirías perdón y me perdonarías aunque yo no lo hiciera. Si nos hubiesen preguntado cuánto aguantaríamos así, habríamos respondido que toda la vida. Aunque tuvieras que marcharte lejos un tiempo para darte cuenta de que solo ibas a ser feliz compartiendo conmigo tus problemas. Entonces volverías desde la otra parte del mundo a buscarme. Yo no fingiría todo lo que te hubiera echado de menos, porque no nos gustaría guardar las formas y aún menos, deformarlas. Después de unos años llegaría el día de mañana, sin rodilla ni fotos, apenas sin luz; en nuestro escenario favorito, escondidos entre la gente. Te diría que sí con un beso de esos de película antigua. Y te hubiese dicho que sí a los pocos días de conocerte, la vez que viniste a buscarme en bicicleta a clases  de Latín para invitarme a cenar un bocadillo. Y es que te reconocí desde el primer instante, cuando aún tenías piel de adolescente. Desde el principio fuiste hecho para mí y yo para fundirme contigo.

Por eso siempre querríamos ser uno, una sola carne y un solo espíritu, una pieza indisoluble, seguir comiendo bocadillos y tomando cafés hasta más allá de la muerte. Con el primer beso, de noche, en la parada de un taxi, prometimos sernos fieles. Por todo eso acabaríamos siendo tres, en lugar de dos. Y cuatro, en vez de tres, y cinco incluso, aunque eso no se vea. Te diría que sí ayer, anteayer y mañana. Pero solo a ti, porque solo tú fuiste hecho para “amarme a la orilla de la chimenea”.

image

Anuncios
  1. Precioso compi, una delicia. El amor se demuestra todos los días o,al menos, se intenta, pero escritos como éste son un regalazo. Tiene que estar contento y feliz tu marido con la pedazo mujer que tiene.
    El último párrafo me ha encantado, pese a que la última frase no… Aunque imagino que serán cosas vuestras. Y vamos, con lo de “tus defectos y mis virtudes” te has cubierto de gloria…:P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: